Un poco de historia de las empresas de Alicante

En Abril del 2019 se celebró una gala en el Teatro Principal de Alicante, en la que se presentó en sociedad el primer club de empresas centenarias de la provincia de Alicante, hasta ese momento el primero de su clase en España, se dijo. Empresas como Almendra y Miel, con sus más conocidas marcas de turrones El Lobo y 1880, Chocolates Valor o La Alcoyana, forman, entre otras, el núcleo de este club que se quiere que se vaya nutriendo de más empresas centenarias que han conformado durante decenios el tejido productivo de la provincia.

historia de industria en alicante

Alicante ha sido tradicionalmente una sociedad emprendedora, como es propio del carácter tradicional de la región valenciana. Antes de que Pedro Zaragoza, alcalde de Benidorm en los años 60 del siglo pasado, inventara el turismo de masas, turismo por el que es ampliamente conocida hoy, la provincia de Alicante ya era una provincia con un importante tejido productivo, que se consolidó y creció fundamentalmente en la segunda mitad del siglo XX. Con una producción muy diversificada tanto geográficamente como en diversidad de industrias. Industrias que, contrario a lo que pudiera pensar alguien que no conozca la provincia, no se localizaron en la capital, la ciudad de Alicante, sino que se extendieron por todos los pueblos y comarcas de la provincia, especializándose cada uno de ellos en un tipo de industria que les hizo organizarse en un proceso de clusterización que, sin duda les otorgaron ventajas competitivas. Así Jijona se convirtió en la cuna del turrón, Ibi en la de la industria del juguete, y las dos fueron las capitales del helado, Alcoy y los pueblos de la sierra de Mariola se especializaron en la industria textil, la producción zapatera se desarrolló en las ciudades de Elche y Elda, la producción alfarera se concentraba en los pueblos de Agost y Petrer, la industria del mármol y la piedra natural se concentraron en la ciudad de Novelda, la Vilajoyosa se especializó en el chocolate (a principios del siglo XX llegaron a haber más de treinta fabricantes) y la Vega Baja ha sido durante decenios una gran productora de conservas vegetales y especias. Y sí, en la ciudad de Alicante también estuvo la Real Fábrica de Cigarros, la mayor después de la de Sevilla y Madrid, donde llegaron a trabajar a finales del siglo XIX casi 5.000 operarios, casi todas mujeres. Y por supuesto nos dejamos muchas otras industrias y localidades, la industria pesquera de Santa Pola, la del vino y otras tantas.

 

La mayor consolidación y crecimiento de la industria alicantina se dio en la segunda mitad del siglo pasado.

Toda una generación de empresarios jóvenes, que lo que les faltaba de formación empresarial lo suplían con mucha dedicación, olfato y capacidad de adaptación. Así nacieron y crecieron muchas empresas en Alicante. Y también muchas otras de esas empresas de Alicante se cerraron, ya que los recursos, la planificación y la profesionalización en la gestión empresarial, escaseaban. Las empresas que se consolidaron en el tiempo, vivieron y transcurrieron de la mano de sus fundadores y muchas veces su destino estuvo ligado a ellos. Pero con el cambio de siglo muchas cosas cambiaron. Alicante y las empresas de Alicante no escaparon de los cambios que estaban aconteciendo a nivel mundial y la globalización de los mercados y la deslocalización de gran parte de la producción industrial a China que ocurrió en todo el mundo, también se dejaron notar en la provincia.

Como consecuencia el peso de la producción industrial en la economía de la provincia ha ido descendiendo, lenta pero inexorablemente, en lo que llevamos del siglo XXI y los servicios y el turismo lideran actualmente la actividad económica. Muchos de esos sectores se adaptaron a la nueva situación y dejaron en Alicante las actividades de valor añadido, mientras que la producción, como tantas otros, la deslocalizaron a China. Por otra parte, a partir de los primeros 2000 hasta hoy, a muchos de esa generación de empresarios que lideraron el boom de los 60 y 70 les ha ido llegando el momento de pasar el relevo y de la jubilación. Y esa transición la han vivido y la están viviendo muchas empresas de Alicante con desigual suerte: las hay que han podido profesionalizar la gestión y adaptar sus empresas a un mundo global y altamente competitivo. Y las hay que se han quedado por el camino. Y luego hay sectores enteros que se han visto abocados a un largo y doloroso proceso de reconversión.

 

¿Compraventa de empresas y negocios en Alicante?

Vender una empresa en Alicante o Comprar una empresa en Alicante, como en el resto de España, eran términos hasta hace pocos años extraños. Tradicionalmente se ha asociado la compraventa de empresas a esas grandes operaciones corporativas de grandes empresas que se oyen en ocasiones en los telediarios o se leen en los periódicos de color salmón. Quien no se acuerda de cuando El Corte Inglés compró a su gran competidor Galerías Preciados, por hablar de un caso patrio que muchos recordamos. Es cierto que en otros países, como por ejemplo EEUU, es algo cotidiano y que se lleva haciendo desde hace mucho tiempo. Pero para un empresario de una pequeña o mediana empresa de Alicante, vender su empresa le era algo que ni siquiera contemplaba. Es cierto que el traspaso de negocios en Alicante sí es algo más habitual, pero no así con la compraventa de empresas. En unos años donde pensar en comprar o vender una empresa en Alicante no era lo acostumbrado, la única opción posible con la que estos empresarios contaban o, algunos todavía hoy, cuentan, es pasar el testigo a sus hijos.  Y así en ocasiones se han producido relevos exitosos, pero otras tantas no.

Como ya explicamos ampliamente en otro artículo de este blog, las razones por las que un empresario decide vender su empresa, pueden ser muchas. Hablamos siempre de empresas que merecen ser vendidas, esto es, que tienen unos activos productivos y son rentables.  En ese artículo dábamos diez de esas razones. Pero indicábamos que la falta de relevo generacional es una de las razones más habituales con la que los consultores de Inverpoint nos encontramos y cada vez más.

La propia evolución demográfica del país, cada vez más envejecido, y los cambios socioculturales que hacen que las nuevas generaciones no se sientan con la obligación de heredar la misma actividad que sus padres, explican el por qué de este problema al que se enfrentan cada vez más empresarios. Y claro, Alicante no es una excepción. Como dijo Francisco Gómez , presidente de la AEFA (Asociación de Empresas Familiares de Alicante) en la gala del Club de empresas centenarias de Alicante con la que empezábamos este artículo: “el ejemplo que nos aportan estas sociedades a todo el tejido empresarial alicantino puede ayudarnos a que éste sea más fuerte y competitivo y superemos en mejores condiciones el relevo generacional”.  Sí, el relevo generacional es todo un reto para las empresas de Alicante, y de toda España.

Así que Vender una empresa en Alicante o traspasar su negocio en Alicante es una solución a tener muy en cuenta si es empresario y cree que ha llegado el momento de un cambio, sea por jubilación o no. Y Comprar una empresa en Alicante es una solución si es un empresario que está pensando en hacer crecer su empresa o un inversor que está pensando en obtener una rentabilidad a su inversión.

compraventa empresas y negocios alicante

 

Los alicantinos somos emprendedores y desde siempre hemos tenido una capacidad de adaptación y de reinvención considerables. Pero es cierto que los cambios de todo tipo se han acelerado en los últimos años y eso nos obliga a todos a redefinirnos constantemente. Actualmente la provincia de Alicante cuenta con casi 143.000 empresas. En estos últimos años se está generando un ecosistema digital que ya se inició con la creación y especialización de ciertas profesiones digitales, particularmente se crearon muy buenas agencias de SEO y se ha visto impulsado desde la Generalitat Valenciana con la creación del llamado Distrito Digital en el que hay depositadas muchas esperanzas, que ya está siendo exitoso y que esperamos que camine solo en breve; un proyecto con el que poder actualizarnos, poner en valor esta tierra y ser un polo de atracción de talento, porque de turistas y de personas que se mudan para disfrutar de nuestro sol, mar, gastronomía y calidad de vida, ya lo somos hace muchos años. Y en ese reinventarse, en ese ir y venir para encontrar soluciones, si es o quiere ser empresario, comprar o vender una empresa en Alicante o traspasar su negocio en Alicante puede ser LA SOLUCIÓN para usted. Desde la oficina de Inverpoint en Alicante y Murcia le ayudaremos a encontrarla.