Como consultor de Inverpoint en la delegación de Navarra

Quiero exponer mi opinión sobre el escenario que considero va a dejar el Covid 19 en el sector empresarial y en las operaciones de compraventa de empresas en Navarra.

En periodos de crisis, las operaciones de transformaciones, fusiones, adquisiciones y ventas de empresas se incrementan aprovechando sinergias y oportunidades que no se dan en momentos de estabilidad.

Bien es conocido que durante los periodos de crisis algunas empresas cierran o se liquidan, otras quedan abocadas a que su viabilidad pase por la venta o la apertura a nuevos socios buscando inyección financiera o viabilidad por el incremento de volumen o sinergias con otra actividad.

Las crisis tienen su efecto en el tejido empresarial en dos temporalidades, uno que es relativamente inmediato de aquellos negocios-empresas que por su situación ya ajustada no pueden superar el periodo agudo o pico de la crisis en su negocio y otro periodo el post fase aguda de la crisis que dependerá de la resiliencia de las empresas a la adaptación a la nueva situación del mercado, dependiendo principalmente de las rigideces de las estructuras y proyectos.

Desde mi perspectiva, creo que es muy probable que veamos un fuerte repunte de negocios y empresas navarras en situación de crisis de subsistencia por diferentes situaciones provocadas por la actual crisis del Covid 19.

 

Las empresas Navarras

Creo que no serán una excepción (al ser algo generalizado) a pesar que el tejido empresarial en la comunidad esta diversificado, teniendo muy presentes sectores como el agroalimentario, sanitario y servicios que no han sido afectados negativamente en cuanto a su actividad en la crisis, pero por otro lado está el sector industrial con una fuerte implantación y peso en la comunidad, sector que considero que si puede ser fuertemente afectado por la crisis sanitaria en sí y por el cierre de la actividad no esencial.

 

empleados en oficina empresarialTras el levantamiento de las restricciones aquellos negocios-empresas que inicien con un bajo nivel de actividad durante un periodo de tiempo más o menos prolongado (dependiendo del tipo de producto-servicio, del mercado al que se dirija y especialmente de la situación económica general), verán muy mermadas sus capacidades que sumado a la situación que ya se arrastre del periodo de inactividad y situación previa va suponer que muchos de esos negocios-empresas se vean ante una posible situación de crisis de subsistencia.

 

Navarra una de las comunidades con renta per cápita más elevada de España (por detrás del País Vasco y Madrid), lo cuál promueve la compra de empresas. Esta puede verse afectada igualmente en gran medida en cuanto al consumo una vez que no se retome la actividad en los diferentes sectores a un nivel de actividad que garantice la subsistencia del nivel de empleo y salarios previo a la crisis del Covid 19.

Por otro lado, un alto porcentaje de las empresas de Navarra son negocios familiares, los cuales en periodos de crisis han demostrado ser más resilientes ante circunstancias adversas, lo cual es una gran fortaleza en cuanto a poder sortear los efectos de esta crisis.

No obstante, a pesar de la diversificación de empresas en Navarra tanto en sectores como en tipos de empresas, considero que habrá un incremento de negocios-empresas que no podrán hacer frente a la situación que les ha llevado el Covid 19 y buscarán las alternativas posibles, entre ellas la venta de la empresa o el traspaso del negocio.

Dependiendo de la situación de crisis de cada empresa las principales vías a tomar son:

  • El concurso de acreedores: bien llevado a cabo por los acreedores o presentado voluntariamente por la propia empresa ante su situación. En ellos algunas empresas con viabilidad podrán seguir adelante con un plan acordado con los acreedores y algunas otras empresas con una situación no viable acabarán con su liquidación.
  • Venta de la unidad productiva: en aquellas empresas que la unidad productiva sea rentable es posible la venta de la misma desligándose de la sociedad origen, permaneciendo en ella el resto de activos no productivos y pasivos de la empresa. La compra de la unidad productiva rentable facilita el acceso a la financiación que no tenía la sociedad origen en las puertas del concurso y hace que pueda recuperarse una parte de la empresa que es la que genera valor.

 

El proceso de compraventa de empresas o la resolución de la situación de crisis mediante la venta de la unidad productiva debe estructurarse de forma sistemática y ofrecer a quienes deban tomar la decisión que corresponda los datos y las herramientas que les permitan evaluar correctamente todos los factores en juego, así como llevar a término adecuadamente la transferencia de la empresa o unidad productiva.

Para ello desde Inverpoint, consultora especializada en venta de empresas además de su compra, y traspaso de negocios, ponemos al servicio de todos aquellos empresarios nuestros servicios para afrontar la venta de su empresa o traspaso de su negocio y al servicio de los inversores los servicios para los mandatos de búsqueda o compra de empresas de su interés.