Comienza nuestra andadura en Argentina, país que siempre he llevado en mi mente desde que en uno de mis viajes empresariales me hiciera llegar a Buenos Aires, hará unos veinte años atrás más o menos.

 

Es complicado vivir un tiempo en Argentina y no enamorarse de esta tierra y de sus gentes, además de vivir con la sensación de estar en casa y sentirse bien tratado.

 

Siempre que me marchaba del país tenía la sensación de que volvería, y a dios gracias ha sido así. Tengo la suerte de volver y de volver con la ilusión de la primera vez y la madurez del tiempo pasado.

 

Tengo la fortuna de volver con el emprendimiento de mi vida “Inverpoint”.
Marca y red líder del sector en España, que se ha consolidado o largo de estos 13 años de vida. Ayudando a empresarios y emprendedores españoles y portugueses a cumplir sus objetivos. Lo que le ha generado a Inverpoint una gran experiencia y reputación como marca.

 

Argentina, país de empresarios, emprendedores y comerciantes, era una apuesta segura para Inverpoint.

 

Inverpoint llega a Argentina con dos objetivos claros, por una parte, para aportar al mercado argentino la experiencia y el saber hacer de la consultoría de compra venta de empresas. Y por otra parte para tender puentes entre ambos países y continentes. Siendo el medio y el canal para poder comprar, vender, internacionalizar nuestras empresas en las dos direcciones.

 

Siempre con el apoyo de equipos profesionalizados de ambos países, para facilitar procesos que en ocasiones no se conocen y que hacen que dejemos de perder la oportunidad de trabajar de una manera global y por lo tanto de crecer.

 

Argentina ha sido el país elegido para conectar el cono sur y el continente americano con Europa. Sin duda, una gran apuesta.

 

Son apuestas que se basan en estrategia, mercados y sinergias de ambos países. Pero fundamentalmente, en personas.

 

Sin la creencia, valentía y visión del empresario argentino Oscar Parra, presidente de Inverpoint Argentina, esto no sería posible

 

GRACIAS OSCAR PARRA.